Peces introducidos en España

Existen diferentes especies de peces que fueron introducidos en España, mediante la suelta discriminada de peces alóctonos que pueden perjudicar al equilibrio ecológico de las aguas de la Península Ibérica.

Tengamos presente que la biología de esta zona es muy especial y se diferencia con las restantes. Este aislamiento geográfico causa que las especies sean diferentes genéticamente.

peces españaLa cantidad de especies y peces que se pueden ver en la Península Ibérica puede variar debido de quien nos de los datos, algunos prefieren incluir en el número las especies que se ven en los estuarios.

En la actualidad se estima que existen 72 especies de peces dulceacuicolas peninsulares, de estas especies 19 son consideradas como endémicas. El 40 por ciento de las especies que habitan en esta zona no se pueden ver en ninguna otra parte del mundo.

Lamentablemente la gran cantidad de peces están siendo amenazados en la actualidad por diferentes factores, como la contaminación de las aguas, las extracciones excesivas de agua para riego y el consumo urbano.

La fecha exacta de la introducción a la zona de diferentes especies puede generar varias opiniones. Por ejemplo, algunos aseguran que la carpa (Cyprinus carpio), lo mismo que el carpin o pez rojo (Carassius auratus) fueron introducidos por los romanos, quienes los consideraban elementos decorativos.

Otro de los motivos de la introducción fue la necesidad de contar con especies de pescados frescos en los diferentes monasterios medievales del interior, lo que permitiría completar la dieta de hortalizas. Esta causa ha provocado la aparición de la tenca (Tinca tinca).

Foto | Flickr